Skip directly to content

FAQ

Preguntas frecuentes


¿Qué es la cerveza?

La “cerveza” es el nombre utilizado para describir la familia de bebidas alcohólicas elaboradas de malta y saborizadas con lúpulo. Hay dos categorías de cerveza: las “Lagers” y las “Ales”. Las Lagers utilizan levadura que se acumula en el fondo del tanque de fermentación mientras que las Ales utilizan levadura que se acumula en la parte superior. Las Ales también son elaboradas y añejadas a una temperatura mayor que las Lagers para producir un perfil de sabor diferente.

 

¿Qué contiene nuestra cerveza?

Granos y Agua:

Con el fin de hacer una bebida alcohólica, se necesita algún tipo de azúcar fermentable. A diferencia del vino, en el cual se utilizan uvas aplastadas como azúcar fermentable, la cerveza obtiene su azúcar fermentable al utilizar granos de cereal (por ejemplo, cebada malteada, trigo o sorgo) o alguna combinación de granos. Los tipos de granos utilizados producirán diferentes sabores.

Convertir el grano en azúcar fermentable requiere de habilidades. El grano es remojado en agua, germinado y luego secado en un horno para convertirse en “malta”. La duración del tiempo y la temperatura en la cual cada grano es secado determina su color y sabor. El grano malteado es molido para suavemente abrir el grano (también conocido como “molienda”).

Nuestros maestros cerveceros mezclan el producto de la molienda con agua caliente en un proceso llamado “maceración”. Esto activa las enzimas en la malta, las cuales convierten el almidón que ocurre naturalmente en la malta en azúcar. El producto de la maceración es luego filtrado, dando como resultado un líquido fermentable, cargado de azúcar llamado “mosto”.

 

Lúpulo:

El lúpulo es añadido al mosto y hervido (o “elaborado”) en una olla cervecera El lúpulo consiste de viñas cuyas flores en forma de conos, o conos, le dan a la cerveza su sabor amargo y aroma. El lúpulo también ayuda a conservar la cerveza. El proceso de ebullición también es importante para esterilizar y estabilizar el mosto, y para desarrollar el color y el sabor. Al final del período de ebullición, el mosto es enfriado de tal manera que la levadura puede ser añadida.

Levadura:

Igual que con la horneada del pan, la levadura es fundamental en la elaboración de cerveza. La levadura es añadida al mosto para convertir los azúcares en alcohol y dióxido de carbono en un proceso llamado fermentación.

 

Nosotros tenemos mucho cuidado con la calidad de la levadura que utilizamos ya que esta afecta qué tan bien funcionará la fermentación, así como la calidad del sabor de la cerveza.

Después de la fermentación, la cerveza es añejada en tanques o barriles. Luego filtramos la cerveza para remover pequeñas partículas de levadura o proteína que la puedan enturbiar. La cerveza está ahora lista para ser colocada en botellas, latas o barriles.